Cuando vea el simbolito , parecido a una cadena, significa que existe un enlace a una página Web.

Preciada Azancot, creadora del MAT (Metamodelo de Análisis Transformacional) en ciencias humanas, y de la corriente pictórica en óleo Expresionismo Transformacional, nació el 25 de marzo de 1943.

Es doctora en Derecho Internacional, máster en Ciencias Políticas y en Relaciones Internacionales, psicóloga de Análisis Transaccional, trabajó como ingeniera en Organización y Métodos, es pintora y escritora con más de 18 libros.

Tras vivir en Fez, Tánger, Paris, Caracas y Madrid, se ha establecido en un pequeño pueblo de la costa mediterránea a cinco metros de las olas, para cerrar un ciclo vital y abrir otro. En la actualidad, toda su familia (un hermano, sus dos hijos y cinco nietos) vive en Paris donde va frecuentemente a pasar temporadas.

Es presidente de MAT-Cachet.

Preciada lleva toda su vida intentando comprender mejor al ser humano desde el inmenso amor que le profesa.

Familia de Preciada AzancotProcedente de una familia de muy profundas raíces sefarditas, se crió en la Tánger internacional de los años cuarenta y cincuenta del pasado siglo, probablemente la ciudad más cosmopolita de la época. El 24 de junio de 1925, Bélgica, España, Estados Unidos, Francia, Países Bajos, Portugal, el Reino Unido y la U.R.S.S. firmaron un acuerdo (Conferencia de Algeciras), por el que se establecía el condominio de estos países sobre Tánger. Poco después (1928) se incorporaría también Italia. La ciudad era refugio de artistas, intelectuales y librepensadores perseguidos por el Tercer Reich. Entre ellos, el padre de Preciada, Moisés H. Azancot, cuya familia proviene de la más granada aristocracia sefardita. Era Gran Maestre de la Masonería (grado 33 de la Gran Logia de Francia) en una época muy heroica y perseguida, siendo por aquél entonces también miembro de la Asamblea Legislativa de la Ciudad Internacional.

Desde muy niña, con tan sólo tres años, se dió cuenta de que el Mundo estaba al Preciada Azancot de niñarevés y deque los seres humanos también estábamos al revés. “¿Por qué todos andan con la cabeza y piensan con los pies?” era su mayor preocupación. Su sueño e inmediata decisión vital, desde esa cabecita de tan pocos años, fué dar con la fórmula de la varita mágica que pusiera al derecho al Mundo y al ser humano. Y desde entonces, no cejó en su empeño de dar con la solución.

Esa fórmula de la varita mágica en la mente de una niña de tres años, se convirtió en el MAT, ciencia precisa del ser humano, que descubre la ingeniería emocional y sensorial del ser humano y las leyes científicas sobre su comportamiento y su actuar, de aplicación tanto a personas como a las creaciones de éstas -parejas, familias, empresas, gobiernos, estados-. El MAT brinda esa fórmula que le permitirá ser todo lo que nació para ser, a todo aquel que se acerque a él con sano interés.

Preciada Azancot¿Y cómo desde el sueño de niña llega Preciada al MAT? Con enormes dosis de tesón, de empeño, de decisión, de amor y de tremendo valor y coraje. Vive su infancia y su primera juventud, hasta los 18 años, prácticamente sin salir de su casa, leyendo todo lo que caía en sus manos, y con especial interés la Enciclopedia Médica francesa que tenía su padre, a ver si daba con lo que ella ya veía como un disfuncionamiento generalizado. Por aquel entonces, Preciada ya intuía que todos los seres humanos estábamos, según la alegoría de la caverna de Platón, dentro de una caverna y que nuestra realidad no era más que una distorsión de la realidad verdadera.

Para comprobar si la inversión o distorsión de la realidad venía de las relaciones de fuerzas y de poder, estudió Derecho, se doctoró y realizó sendos masters en Ciencias Políticas y en Relaciones Internacionales. No encontró lo que buscaba.

Preciada AzancotSaltó al ámbito de la ingeniería, pensando que analizando los procesos más complejos de las creaciones humanas daría con las claves de lo humano. Trabajó con gran éxito profesional en SERETES, la por entonces mayor y más prestigiosa compañía de ingeniería francesa, pero su sed de verdad no fue saciada.

Pensando que la solución vendría de la psique humana, estudió durante más de cinco años Análisis Transaccional, terapia Gestalt, bioenergética humana, biodanza, análisis junguiano y psicoanálisis. Se graduó como Miembro Especial Avanzado en la ALAT (Asociación Latinoamericana de Análisis Transaccional), pero seguía sin dar con las claves de lo humano.

Empeñada como estaba en dar con ellas, se planteó estudiar Medicina, para ver si abriendo al ser humano, acabaría entendiendo el misterio. En paralelo con sus estudios de las corrientes psicológicas más avanzadas de la época, obtenía sorprendentes éxitos como Consultora de Procesos Estratégicos de Cambio, consiguiendo, por ejemplo, que un banco venezolano que estaba en la posición 27 sobre 31 en velocidad de crecimiento, pasara a la primera posición. Dirigió la Comisión de Marketing de la Asociación Bancaria de Venezuela. Su éxito la llevó a ser deseada por las grandes consultoras, como McKinsey y Andersen, que le ofrecieron suculentos emolumentos que ella rechazó. El éxito y la admiración por sus resultados despertaban recelos en sus colegas y ni ella misma era capaz de explicárselo.

Preciada AzancotAsí que decide, en lugar de estudiar Medicina, estudiarse a sí misma durante todo un año. Descubrió que hablaba siete tipos de idiomas dependiendo de la persona con la que hablara, capaces de despertar el verdadero talento y vocación de cada una de ellas. Descubrió también, como excepcionalmente talentosa pintora que era, que había rasgos característicos en los seres humanos que los dividían en siete tipos de familias. Se percató que había dado con el meollo de la cuestión. Tirando de ese hilo, descubrió la estructura innata del ser humano, las leyes básicas de la ingeniería emocional y sensorial del ser humano, descubrió las tipologías de personalidad, como prisiones de nuestro ser que nos impedían funcionar adecuadamente, descubrió las megaestructuras que sostienen nuestra personalidad. Corría el año 1982. Tras experimentarlo durante cinco años sobre más de 50.000 casos y comprobar la exactitud de sus leyes y la idoneidad de sus postulados y resultados comenzó a escribirlo y a registrarlo en propiedad intelectual en noviembre de 1987. Así surgió el MAT. Y siguió investigando y descubriendo, y sigue investigando y descubriendo hoy en día asombrosas leyes que rigen el ser y el estar de lo humano. Siempre desde la más radical honestidad, siempre reñida con la autocomplacencia, siempre poniéndose en duda a ella misma como principio investigador.

Investigadora incansable, dedicó más de dos años a tiempo completop6 a la búsqueda de patrones emocionales que explicaran las enfermedades de alto riesgo, descubriendo la relación entre determinadas disfunciones emocionales y el desarrollo de enfermedades como cardiopatías, cáncer, SIDA, enfermedades pulmonares, neurológicas, nutricionales y endocrinas. Fué en el Hospital Universitario de la Princesa de Madrid, durante los años 1990 a 1992.

Preciada Azancot, por encima de todo, es un ser humano extraordinario, una persona tremendamente crecida, que brinda seguridad, claridad, justicia, valoración al otro, amor, verdad y sabiduría, allá donde posa su vista. Y que es capaz, desde su admirable talla humana, de ver en el otro, en ti, en nosotros, en vosotros, todo lo bueno y lo bello que, como seres humanos, portamos, la mayoría de las veces, sin saberlo.

Es una persona extraordinariamente generosa, que ha dedicado toda su vida y toda su potencia, que es inmensa, a conocer mejor al ser humano para amarlo mejor, pues, como ella dice, “se conoce para amar y se ama para conocer“. Preciada es una persona de una calidad humana excepcional y el mero hecho de que exista y de que esté aquí y ahora entre nosotros, es un regalo maravilloso.

Preciada Azancot

Preciada Azancot en la actualidad

Su apuesta radical por la potencia frente al poder, y su manera de estar en el Mundo se puede resumir en una frase que ella suele decir: “el que de entre nosotros se crea importante, empezando por mí, es que es mucho más tonto de lo que parece”. 😉

 

Antonio Gálvez
Socio Fundador de Tulga3000 Editores
Socio Fundador de MAT-Cachet
Socio Fundador de Mar de Javea Consulting
Director de divulgacionmat.com